Versos Dorados de Pitágoras

                                                                Versos Dorados

Aunque estos versos han sido atribuidos a Pitágoras son una compilación posterior de sus discípulos. Los antiguos los consideraban redactados por Lysis, discípulo directo de Pitágoras.

1.- Honra, en primer lugar, a los dioses inmortales como la Ley los ha establecido.

2.- Venera el Juramento y luego honra a los Héroes dignos de honor.

3.- Venera también a los Genios terrestres, realizando las cosas de la ley.

4.- Honra también a tus padres y a tus parientes muy próximos.

5.- Y entre los otros hombres, hazte amigo de aquel que sobresalga en virtud.

6.- Cede siempre a las dulces palabras, a los trabajos útiles.

7.- No sientas nunca odio por tu amigo a causa de una falta ligera.

8.- Por un lado has de saber que estas cosas son así y por otro acostúmbrate a dominar las siguientes:

9.- Primero la gula y el sueño, así como la sexualidad y la cólera.

10.- No cometas nunca ninguna acción vergonzosa, ni con alguien ni sólo; y más que nada respétate a ti mismo.

11.- Practica la justicia en actos y en palabras. Y no te acostumbres a comportarte sin reflexionar en la mínima de las cosas.

12.- Acuérdate de que todos los humanos están destinados a morir; y consigue saber, tanto adquirir como perder, los bienes de la fortuna.

13.- En lo referente a todos los dolores que padecen los mortales a causa de los Divinos destinos, si recibes tu parte fatal, sopórtala y no te indignes.

14.- Conviene curarlos en la medida en que puedas. Pero piensa bien en esto: que el destino ahorra a las personas de bien, la mayoría de estos males.

15.- Muchas palabras, viles y virtuosas, caen delante de los hombres; no te impresiones, y si ves que se dice algo falso, demuestra dulzura.

16.- Que nunca nadie, ni mediante sus palabras ni con sus actos, pueda jamás inducirte a proferir o a hacer lo que no sería útil para ti.

17.- Reflexiona antes de actuar para no hacer cosas insensatas, ya que es lo propio de un hombre débil el proferir o hacer locuras.

18.- No hagas nada de lo que puedas llegar a arrepentirte después.

19.- No hagas nada que ignores; pero aprende todo lo que te es necesario y así tendrás la vida más agradable.

20.- No debes descuidar la salud de tu cuerpo, concederle con medida la bebida, la comida y el ejercicio.

21.- Acostúmbrate a llevar un tipo de vida pura, sin debilidad; y evita hacer todo lo que atraiga la envidia.

22.- No hagas gastos inútiles como los que hacen los que ignoran la belleza. Tampoco seas avaro: la medida justa es siempre excelente.

23.- No emprendas nunca algo que pueda perjudicarte y reflexiona antes de actuar.

24.- No acojas el sueño bajo la dulzura de tus ojos, antes de haber examinado todas tus acciones del día.

25.- ¿En qué he cometido un error? ¿Qué he hecho? ¿Qué he omitido de lo que debía hacer?

26.- Empieza por la primera y recuérdate de todas. Y luego, si ves que has cometido errores, censúrate; pero si has actuado bien, alégrate.

27.- Esfuérzate en poner estos preceptos en práctica, medítalos, debes amarlos y te guiarán hacia la virtud Divina.

28.- Lo afirmo, por aquel que ha transmitido a nuestra Alma el Cuaternario, fuente de la Eterna Naturaleza.