CIAG 

Círculo de Investigación de la Antropología Gnóstica

 

Círculo de

Investigación de la

Antropología

Gnóstica

...

¿QUÉ ES LA ÉTICA?

 

1.      Ciencia de la Ética

 

La Ética es la ciencia de la conducta. Es el estudio de lo que es conducta recta y errónea. La ciencia de la Ética muestra la FORMA en la cual los seres humanos se comportan unos con otros y también con otras criaturas. Contiene principios sistematizados sobre cómo debería actuar el hombre. Sin ética, no puedes tener ningún progreso en el sendero espiritual. La Ética es la base del Yoga, la piedra angular del Vedanta y el poderoso pilar sobre el que descansa el edificio del Bhakti Yoga.

 

La Ética es conducta recta o Sadachara. La marca distintiva del Dharma es Achara o conducta recta. Achara es el signo del bien. Es de Achara SOLAMENTE que nace el Dharma. Dharma mejora la vida. El hombre obtiene prosperidad y fama, aquí y en el más allá, mediante la práctica del Dharma. Achara es el mayor Dharma. Es la raíz de todo Tapas. Sostiene el universo entero. Nos lleva a la Felicidad Eterna y la Inmortalidad.

 

Ética es moralidad. La moralidad es el pasaporte hacia la Experiencia de Dios. Es la llave maestra de la religión. Aquél que lleva una vida moral o virtuosa obtiene liberación, perfección o Moksha.

 

La Ética es una ciencia relativa. Lo que es bueno para un hombre PUEDE no serlo para otro. Lo que es bueno en un tiempo puede no serlo en otro tiempo o en otro lugar. La Ética TIENE relación con el hombre y su entorno.

 

Toda religión tiene su propia ética. La verdad primaria de toda religión es la base de la Ética, la moralidad, la ciencia de la conducta recta. Los Yamas y Niyamas de Patañjali Maharshi en la filosofía del Raja Yoga constituyen la mejor ética para un practicante de Yoga. El Manu Smriti, el Yajñavalkya Smriti y el Parashara Smriti explican el código de conducta recta. El noble óctuple sendero del Budismo es la esencia de las enseñanzas éticas del Señor Buda. Los Diez Mandamientos del Judaísmo y el Sermón de la Montaña del Señor Jesús contienen enseñanzas éticas para la elevación de la humanidad.

 

Lo primero que debes aprender de toda religión es la unidad de todos los seres. Hay un Ser único inmanente en todas las criaturas. Toda relación humana existe debido a esta unidad del Ser. La base de la unidad del Ser es la Hermandad Universal y el Amor Universal. Yajñavalkya le dijo a Maitreyi, su esposa, “¡Oh, Maitreyi! En verdad no es por amor al esposo que éste es querido; el esposo es querido por amor al Ser. Lo mismo sucede con la esposa, los hijos, las propiedades, los amigos, los mundos e incluso los Devas mismos, todos son queridos por el amor al Ser único que mora en ellos”. Si perjudicas a otro hombre, te perjudicas a ti mismo. Si ayudas a otro, te ayudas a ti mismo. Hay una vida, una conciencia única en todas las criaturas. Esa es la base de la ética de toda religión.

 

La práctica de la ética te ayudará a vivir en armonía con tus vecinos, tus amigos, los miembros de tu familia, tu prójimo y todas las demás personas. Te conferirá felicidad duradera y Moksha. Tu corazón se purificará. Esta práctica mantendrá tu conciencia siempre limpia. Un hombre moral que sigue estrictamente los principios de la Ética nunca se desvía ni un ápice del sendero del Dharma o la rectitud. Él obtiene fama inmortal por su práctica de la Ética. Se convierte en una personificación del Dharma. Cuando deja el cuerpo físico, su NOMBRE perdura mientras el mundo existe.

 

Tenemos moralidad humana, moralidad familiar, moralidad social, moralidad nacional, moralidad profesional. Un médico tiene su propia ética profesional. No debe divulgar los secretos de sus pacientes. Debe ser amable y comprensivo con ellos. No debe dar inyecciones de agua y cobrarlas caras como si fueran los mejores medicamentos. Aunque el tutor del paciente no haya PAGADO los honorarios de su última visita, él debería ir voluntariamente y atender el caso. Debe atender gratuitamente a los pobres. Un abogado también tiene su propia ética. No debe preparar falsos testigos. No debe tomar los casos delicados SÓLO por los honorarios. Debe discutir libremente a favor de los pobres. También hay ética para el hombre de negocios. No debe esperar demasiada ganancia. Debe hacer mucha caridad. Debe decir la verdad también en su negocio.

 

No hagas nada que no sea bueno para otros o por lo que puedas sentirte avergonzado después. Haz tales actos que sean elogiables y que traigan bien a otros. Esta es una breve descripción de la conducta recta, el mayor Dharma. Los preceptos morales han sido hechos para liberar a las criaturas de todo mal.

 

La Ética de los filósofos occidentales es superficial. Es una Ética de pura apariencia. La Ética de Oriente, en cambio, es sutil, sublime y profunda. Todas las religiones enseñan reglas éticas tales como: “No mates, no perjudiques a otros, ama a tu vecino, etc.” Pero no dan la razón para ello. Sólo la Ética hindú dice, “Hay un Atman Omnipresente. Es el alma interior de todos los seres. Está oculta en todas las criaturas. Es la conciencia común y pura. Si perjudicas a tu vecino, te perjudicas a ti mismo”. Esta es la verdad metafísica básica que subyace a todos los códigos éticos hindúes.

 

Adhiérete a Sadachara, conducta recta, y obtén inmortalidad. ¡Practica la ética y alcanza el DOMINIO ilimitable de la felicidad eterna! Crece. Evoluciona. Edifica tu carácter. Siempre que tengas una duda, consulta los Shastras y a los Mahatmas.  ¡Obtén la meta de la vida y descansa en la armonía interior!

 

2.      Base de la Ética

 

Ahimsa, Satyam, Brahmacharya son la base misma de la Ética, el Yoga y el Vedanta. La práctica de estas tres virtudes es un Mahavrata o gran voto universal para toda la humanidad. Esos son Samanya o Sadachara Dharma (deberes comunes) de los hombres. La práctica de estas virtudes fundamentales purifica el corazón, aquieta la mente y prepara el Antahkarana para la recepción de la luz trascendental. El Dharma está arraigado en estas virtudes. Toda enemistad y todo odio cesan ante la presencia de quien está establecido en Ahimsa. Brahman, el Eterno, es la Verdad misma. Sólo se Lo PUEDE experimentar practicando la pureza.

 

La práctica de resistencia (Titiksha), constancia (Dhairya), CONTROL de los sentidos (Indriya-Nigraha) y otros Sadachara Karmas (actos virtuosos) tienen como objetivo hacer al hombre autosuficiente, independiente y libre de la esclavitud externa, física y social.

 

Ahimsa, la abstención de violencia, es un deber evidente de todo hombre. No debe ser tomado simplemente en el sentido negativo de puro cese de daño o injuria (Himsa-abhava). Es una resolución positiva y definida, un Sankalpa interno, la actitud de la voluntad de no herir a ninguna criatura. Debes practicar Ahimsa en pensamiento, palabra y acto. Ningún pensamiento de venganza o mala voluntad debería surgir en la mente.

 

El perjuicio causado a otros da lugar al odio y la enemistad. De éstos, surge la violencia y la venganza. El temor se vuelve soberano. Donde reinan el temor y la violencia, se destruye la paz y la sociedad entra en caos. Esa es la verdadera condición de la sociedad moderna. Está en un ESTADO de caos dormido o sólo suprimido. Hay sólo una apariencia de orden externo. Un tipo de violencia, desorden y odio se mantiene suprimido por otro tipo de fuerza, violencia y odio. A pesar de la fuerza policial visible y secreta, la sociedad está llena de delitos, abiertos o encubiertos. Si todos practicaran Ahimsa, se desvanecería todo este temor constante, esta tensión y este tira y afloja entre los hombres.

 

Brahmacharya no es sólo abstenerse del acto externo de indulgencia sexual sino que implica también una resolución definida, un Sankalpa interno, una actitud de la voluntad  de no desear la indulgencia sexual ni siquiera en pensamiento. Debes observar Brahmacharya en pensamiento, palabra y acto.

 

Asteya no es sólo abstenerse de robar. No es evitar apropiarse de lo que pertenece a otro sino que implica un Sankalpa interno, una resolución de no pensar siquiera en apropiarse de objeto alguno perteneciente a otros y desaprobar y despreciar todo acto de apropiación indebida considerándolo malo.

 

Los motivos internos de un hombre forman la semilla y la raíz de todas las ACTIVIDADES de su vida. Si es puro, todas las consecuencias subsiguientes serán puras y buenas. De otro modo, sólo se acumularán el mal y la infelicidad. Un hombre puro se convierte en una influencia positiva y elevadora, afectando a todos beneficiosamente; mientras que un hombre impuro vicia todo lo que toca. Por lo tanto, es una obligación moral del individuo hacia la sociedad el mantener pureza de carácter y ser una fuerza de bondad en la sociedad. De lo contrario, causa daño.

 

Debes tener Bhava-Shuddhi o purificación del motivo. Sólo los actos hechos con motivos puros conducen a la moralidad. Debe haber un Sankalpa interno, una resolución o actitud de la voluntad para estar libre de todos los sentimientos impuros de orgullo, autoestima y demás en el cumplimiento de los deberes. Sólo entonces, tendrás pureza de motivos.

 

3. Dharma

 

Etimológicamente, Dharma significa “Aquello que eleva” a este mundo o a la gente de este mundo, a la creación entera DESDE el microcosmos al macrocosmos. Es la Ley Divina Eterna del Señor Supremo. Toda la creación se mantiene unida por medio de la omnipresente Ley de Dios. La práctica del Dharma, por lo tanto, significa reconocer esta ley y establecerse en ella.

 

Aquello que conduce a la meta es Dharma. Aquello que lleva al sendero de la perfección y la gloria prístina es Dharma. Aquello que hace tu vida divina es Dharma. Aquello que te hace ascender a la Divinidad es Dharma. Aquello que te ayuda a tener comunión directa con el Señor es Dharma. Dios es el centro del Dharma. Dharma es el corazón de la Ética hindú. El principio de unidad, rectitud y santidad es Dharma, tu único compañero tras la muerte. Si tú lo proteges AHORA, él te protege después de la muerte. Si lo transgredes ahora, tu transgresión perdurará incluso tras tu partida y te destruirá. Por lo tanto, Dharma es el único refugio de la humanidad.

 

Dharma significa el Achara o la regulación de la vida. Achara es el Dharma supremo. Es la base del Tapas y la austeridad. Lleva a la riqueza, la belleza, la longevidad y la CONTINUIDAD del linaje.

 

Las escrituras le dan al Dharma el principal rango entre los cuatro Purusharthas, los grandes objetivos de las aspiraciones humanas. Mediante el Dharma, los otros tres – Artha, Kama y Moksha – vienen automáticamente hacia ti, porque mediante la práctica del Dharma, PUEDES lograr la meta de la vida y coronarte con felicidad eterna y paz suprema.

 

Los cuatro Vedas, los textos Smriti, la conducta de aquellos que han entrado en su espíritu y han actuado según sus mandatos, la conducta de los hombres santos y la satisfacción de su propio ser son todas bases del Dharma. La única autoridad en temas del Dharma son los Vedas.

 

Aquello que es Dharma es seguramente la Verdad. Veracidad, contentamiento, autocontrol, no robar, pureza, CONTROL de la ira, discernimiento entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo real y lo irreal, conocimiento espiritual y control de los sentidos pertenecen al Dharma general o Dharma universal según Manu.

 

Según el Mahabharata, los fundamentos del Dharma son: La realización de Shraddha u ofrenda de oblaciones a los antepasados, penitencia religiosa, veracidad, control de la ira, fidelidad hacia la propia esposa y contentamiento con ella, pureza, erudición, ausencia de envidia, conocimiento del Ser y tolerancia.

 

Según el Padma Purana, las seis características del Dharma son: Hacer presentes a personas meritorias, fijar el pensamiento en el Señor, adorar a los padres, ofrecer una porción de la comida diaria a todas las criaturas y dar un bocado de alimento a las vacas.

 

Todas las religiones dan gran importancia al Dharma. El Budismo, el Cristianismo, el Jainismo, el Sikhismo y el Islam están todos notablemente vivos en este valor. Platón, Sócrates, Aristóteles son todos ejemplos llamativos en la historia de Occidente en cuanto al cumplimiento del Dharma.

 

El Dharma incluye tanto las acciones externas como los pensamientos y otras prácticas mentales que tienden a elevar el carácter del hombre. El Dharma proviene de la Divinidad y también te lleva a la Divinidad.

 

¡Sigue el Dharma con celo y entusiasmo! ¡Cumple bien con tus deberes, obtén al Supremo y goza de felicidad eterna!

 

4. Una duda sobre el Dharma

 

Un aspirante se acercó a Vedavyasa y le dijo, “Oh, Maharshi, AVATARA de Vishnu, estoy en un dilema. No puedo comprender apropiadamente el verdadero significado del término ‘Dharma’. Algunos dicen que es conducta recta. Otros dicen que Dharma es aquello que lleva a Nishreyasa (Moksha) y Abhyudaya (felicidad). Mientras que otros  dicen ‘Toda acción que te lleve a la meta es Dharma. Toda acción que te haga descender es Adharma’. El Señor Krishna dice, ‘Aún los sabios están desconcertados para entender perfectamente lo que es Dharma y lo que es Adharma’. ‘Gahana Karmano Gatih – Misterioso es el sendero de la acción’. Estoy perplejo. ¡Oh, Maharshi! Ten a bien darme una definición muy fácil de Dharma para que pueda seguirlo en todas mis acciones.

 

Maharshi Vyasa dijo, “Oh, aspirante, escúchame. Te sugeriré un método fácil. Recuerda los siguientes dichos cuidadosamente cuando lleves a cabo cualquier acción: “Actúa como querrías que actúen contigo. Compórtate hacia otros como desearías que se comporten contigo”. Entonces, te salvarás de todos los problemas. Si sigues estas sabias máximas, nunca causarás dolor a otros. Practica esto en tu vida diaria. Aún si fallas cien veces, no importa. Tus viejos Samskaras, Ashubha Vasanas, son tus verdaderos enemigos. Se interpondrán en el camino como obstáculos. Pero persevera. Tendrás éxito en la obtención de la Meta”.

 

5. Conducta recta

 

Abstención de causar daño en pensamiento, palabra y acto, compasión hacia todas las criaturas, caridad, CONTROL de la ira, ausencia de malicia y orgullo, control de los sentidos y seguimiento de las enseñanzas de los Shastras y los Brahmanas constituye la conducta loable.

 

Nunca debería hacerse aquello que no sea bueno para otros o de lo cual uno tenga que avergonzarse.

 

Por otro lado, habría que hacer aquello por lo cual la sociedad PUEDA alabarlo. Esa es una breve descripción de lo que es conducta recta.

 

6. Pureza de motivo

 

La pureza de motivo (Anupadhi) es un Samanya Dharma o deber común a todo hombre. Es el motivo lo que CUENTA en la ejecución de una acción. Si se realiza una acción con un motivo egoísta, ésta ata al hombre a la rueda de nacimiento y muerte. Si se la realiza con un motivo puro, desinteresadamente, purifica el corazón y lleva al logro de la emancipación final.

 

Lo correcto y lo incorrecto de una acción no se determinan por las consecuencias objetivas de la misma sino por la naturaleza de la intención subjetiva de aquél que la lleva a cabo.

 

Dios se fija en el motivo del sujeto agente. El Señor Krishna dice, “Aquél que está libre de la noción egoísta, cuya razón es inmaculada, aunque mate a esta gente, no mata ni es atado (por la acción)”. XVIII – 17. “Habiendo abandonado el apego por el fruto de la acción, siempre contento, sin buscar refugio en ninguna parte, no está haciendo nada aunque lleve a cabo acciones”. IV – 20

 

Antes de realizar cualquier acción, analiza tu motivo. Si hay egoísmo, abandónala. Lleva tiempo purificar los motivos. CONTINÚA realizando acciones incesantemente y observa tus motivos. Gradualmente, los motivos se volverán más y más puros. El egoísmo está arraigado profundamente. Se necesita gran esfuerzo, paciencia, perseverancia y vigilancia para desarraigarlo completamente.

 

El Señor Rama luchó con Ravana. Este último también se lanzó a la batalla. Los motivos de ambos eran diferentes aunque la acción era la misma. Shri Rama luchó para establecer el Dharma y proteger a la gente de los problemas y estragos causados por Ravana. Él no tenía intereses egoístas. Pero Ravana tenía un motivo malvado.

 

El Karma Yogui TRABAJA intensamente en la sociedad con más entusiasmo que un hombre mundano. La acción es la misma, pero los motivos son diferentes en cada persona. El Karma Yogui marcha hacia la meta o el súmmum, pero el hombre mundano lo hace por el motivo impuro de su propio interés.

 

Cultiva la pureza de motivos una y otra vez. Persiste. Observa cuidadosamente a la mente. Trabaja sin esperar los frutos y sin la idea de ser el sujeto agente. Entrega todas las acciones y sus frutos al Señor. Te liberarás de las ataduras del Karma y obtendrás armonía suprema, el bien más elevado y una felicidad inalterable.

 

7. Ética: Oriente y Occidente

 

La Ética occidental es superficial. Es Ética en apariencia. Trata un poco acerca de “lo bueno y lo malo”, “la conducta recta y la errónea”. La Ética oriental es profunda. Todo el Sanatana Dharma está construido sobre la base de la Ética. El Yoga y el Vedanta están basados en la Ética. Ninguna salvación es posible sin perfección ética.

 

La Ética occidental no trata suficientemente el absoluto autocontrol y el Brahmacharya, el cultivo de virtudes divinas y la erradicación de los vicios. No hay Tapas, ni ascetismo, ni control de los sentidos. La Ética oriental da gran importancia a Dama, el perfecto control de todos los sentidos. La Ética oriental pone gran énfasis en el autocontrol, la vida divina virtuosa y la rectitud. Hay intenso ascetismo. Hay perfecto control de los sentidos que TIENEN tendencia a la extroversión.

 

La Ética occidental no dice una palabra acerca del Atman o Alma. Habla de un poco de servicio social, altruismo, humanitarismo y FILANTROPÍA. La Ética oriental dice: Hay un Alma Inmortal en todas las criaturas. Hay una conciencia común. Si dañas a cualquier otra criatura, te dañas a ti mismo. Si sirves a otro hombre, te sirves a ti mismo. Sirviendo a otros, purificas tu corazón y la purificación del corazón genera el descenso de la luz divina y la emancipación final o Mukti.

 

La Ética occidental puede convertirte en un filósofo seco pero no en un sabio o Yogui. La Ética oriental te convierte en un sabio o Yogui dinámico. Ella transforma al hombre en Divinidad.

 

8. Cultura ética

 

La cultura ética conduce a la perfección ética. El hombre ético es más poderoso que el intelectual. La cultura ética proporciona Siddhis o poderes ocultos. Si estudias los Yoga Sutras, encuentras una descripción clara de los poderes que se manifiestan mediante la observancia de las prácticas de Ahimsa, Satyam, Asteya, Brahmacharya y Aparigraha. Los NUEVE Riddhis ruedan a los pies de un hombre éticamente desarrollado. Están listos para servirlo.

 

No es necesario que el filósofo sea un hombre moral o ético; pero un hombre espiritual debe, necesariamente, ser moral. La moralidad va de la mano con la espiritualidad. La moralidad coexiste con la espiritualidad. Las tres clases de Tapas – físicas, verbales y mentales – están descriptos en el capítulo decimoséptimo del Gita, la práctica de Yama en la filosofía del Raja Yoga y el noble óctuple sendero de los budistas. Es decir, pensamiento recto, conducta recta, acción recta, vida recta, etc. constituyen lo mejor calculado para desarrollar el aspecto moral del hombre. Sadachara o conducta recta apunta a hacer al hombre moral, de modo que pueda ser apto para la recepción de Atma-Jñana o la experiencia del Tattva Supremo.

 

Siempre debes tratar, lo mejor que puedas, de decir la verdad a toda costa. Puedes perder tu ingreso al comienzo. Pero estás destinado a ser victorioso con el tiempo. Experimentarás la verdad de los Upanishads, “Satyameva Jayate Na-anritam – Sólo la verdad triunfa, no la falsedad”. Incluso un abogado que dice la verdad en la corte, que no prepara falsos testigos, puede perder al principio, pero más tarde será honrado tanto por el juez como por el cliente. Miles de clientes acudirán solamente a él. Al comienzo, deberá hacer cierto sacrificio. Los abogados generalmente se quejan, “¿Qué podemos hacer? Nuestra profesión es así. Tenemos que mentir. De otro modo, perdemos nuestro caso”. Esas son falsas excusas. Hay un ABOGADO DEFENSOR, un Sannyasin mental que está ejerciendo en Uttar Pradesh, que es amigo y benefactor de los Sannyasins, que nunca prepara falsos testigos, que nunca toma casos criminales y, aún así, es el líder del colegio y es reverenciado por jueces, clientes y colegas. Oh, mis amigos, abogados y defensores, están matando su conciencia parar tener una vida confortable y complacer a su esposa. La vida aquí es evanescente y semejante a una burbuja. Aspira a volverte divino.

 

Las variadas fórmulas como, “Ahimsa paramo dharmah – No violencia es la mayor de todas las virtudes”; “Satyam vada, Dharmam Chara – Di la verdad y haz acciones virtuosas”; “Actúa con otros como querrías que ellos actuaran contigo”; Compórtate hacia otros como querrías que lo hagan contigo” y “Ama a tu vecino como a tu propio Ser” están todas bien calculadas para desarrollar los aspectos morales del ser humano. La moralidad es la base para la Experiencia de la Unidad del Atman, la unidad de la vida o el sentimiento Adváitico de igualdad en todas partes. La cultura ética te prepara para la experiencia vedántica de “Sarvam Khalvidam Brahma – Todo en verdad es Brahman – no hay tal cosa como diversidad”.

 

Todos los aspirantes cometen errores al querer saltar al Samadhi y a Dhyana repentinamente, tan pronto como dejan sus casas, sin darle la menor importancia a la perfección ética. La mente permanece en la misma CONDICIÓN aunque practiquen meditación por quince años. Tienen los mismos celos, el mismo odio, la misma idea de superioridad, orgullo, egoísmo, etc. Ninguna meditación o Samadhi viene cuando uno no tiene perfección ética.

 

9. Experiencia del Ser, el Significado Supremo de la Ética.

 

El hombre debería finalmente renunciar a todo sin perder su vigor, encontrando que el mundo entero no es más que hojarasca y abrigando el deseo de encontrar la esencia detrás de todas las cosas. De todo Dharma o Ética, el conocimiento del Ser es el más precioso, porque por su intermedio uno logra inmortalidad. Deseando entrar en las regiones del Eterno, el sabio renuncia al mundo entero, sin compasión.

 

La Ética es el recto vivir. La Ética lleva al CONTROL del ser inferior y de esa forma calma a la mente. Mediante la calma de la mente, surge el discernimiento y uno conoce al Ser en corto tiempo. Toda Ética tiene como objetivo la experiencia del Ser. Este es el mayor deber. Esta es la Ética suprema. Este es la mayor Sadachara. Esta es la moralidad más elevada. Esta es la enseñanza suprema. Esta es la penitencia más grande.

 

Uno no puede obtener perfección sólo por medio de la bondad y la práctica de la virtud. Tiene que meditar intensamente en el ideal con la ayuda de la pureza adquirida por medio de la virtud. Virtud y moralidad actúan como auxiliares para la meditación y la FUSIÓN final del individuo en el Supremo. En Raja Yoga, Yama y Niyama actúan como la ética para la perfección en Samyama. En Jñana Yoga, la Sadhana Chatushtaya actúa como la ética para la perfección en Shravana, Manana y Nididhyasana. Los Veda Samhitas actúan como la ética para la perfección en el conocimiento de los Upanishads. Grihastha-dharma actúa como la ética para la perfección en Sannyasa, la etapa sabia de la vida. La Ética lleva a la sabiduría del Ser, donde todos los deberes, practicados diversamente, encuentran una explicación satisfactoria final.

 

Todos los deberes – domésticos, sociales y demás – son sólo relativos. El deber último y principal de todo ser humano es la obtención de la Verdad, la Experiencia de Dios. El cumplimiento de todos los deberes tiene como objetivo, en realidad, capacitar al hombre para cumplir con este deber supremo.

 

 

VOLVER