CIAG 

Círculo de Investigación de la Antropología Gnóstica

 

Círculo de

Investigación de la

Antropología

Gnóstica

...

 

El simbolismo esotérico del Búho

 

Introducción

 

En muchas culturas, el búho es un símbolo de sabiduría. Esto se debe a que el búho puede ver lo que otros no pueden, que es la esencia de la verdadera sabiduría.

 

Los hábitos secretos, su mirada fija, su vuelo silencioso y los diferentes sonidos que emite, lo han hecho objeto de temor y superstición.

 

El búho vive de noche. Al ser aves que están activas entre el anochecer y el amanecer, a veces se les llama mensajeros del lado oscuro.

 

Los animales están relacionados con los números, se dice que el búho es el representante del número cinco. Tiene una gran conciencia en todo momento de todo lo que hay a su alrededor, tiene también la capacidad de poder focalizar la visión en lo que le interesa (tal como la aguda capacidad de concentración del cinco), su cuello le permite girar, como el de ningún otro animal, a 360 grados, lo cual representaría no sólo la capacidad de observación del cinco, sino también la de interrelacionar información viendo las cosas desde todos los ángulos posibles.

 

Se relacionan con la percepción, la visualización y los sueños, la observación, el discernimiento y el despertar de la conciencia.

 

El búho es carnívoro, lo cual significa que puede ser un guerrero feroz si es retado, o si algo cercano a él le amenaza. A menudo es referido como Águila Nocturna.

 

Esta Águila Nocturna, fue el ave de la muerte en Egipto, India, China, Japón y América Central y del Sur. El significado simbólico del búho giró en torno a la tutela del inframundo y la protección de los muertos.

 

El búho, lechuza o mochuelo fue un importante animal simbólico en la antigua Grecia, representando a la Diosa Atenea (Minerva entre los romanos), diosa de la sabiduría, de las artes y el aprendizaje.

 

En la Edad Media en Europa, se creía que los búhos eran en realidad sacerdotisas (las brujas) y magos encubiertos que tomaban esa forma para acceder a otros planos (al igual que el chamanismo americano) o para huidas rápidas ante el peligro.

 

Los Nativos americanos asocian al búho o lechuza con la sabiduría y la previsión, siendo para ellos el guardián del conocimiento sagrado. En sus ceremonias chamánicas se le invoca por su capacidad de ver en la noche, y como transmisor de conocimientos secretos.

 

Del mismo modo, en África occidental y en las culturas aborígenes de Australia consideran a la lechuza como un portador de secretos. Los búhos y lechuzas son compañeros de chamanes, hechiceros y videntes, y un apoyo en su medicina y rituales.

 

En “Simbología gnóstica de los animales”, explica el Maestro Samael Aun Weor ante las preguntas realizadas por algunos de sus estudiantes:

 

D. ¿Y la Lechuza, Venerable Maestro?

M. Indica la muerte.

D. ¿Y el Búho?

M. EL Búho también indica muerte. Los Ángeles de la Muerte llevan siempre sobre sus guadañas el símbolo de la Lechuza, del Búho... Aquí nosotros llamamos a la Lechuza, Lechuzas, y al Búho, “Tecolote”...

En el “Libro de los Muertos”, capítulo II, se habla de Los Ángeles de la Muerte: Los moribundos, suelen ver al Ángel de la Muerte como una figura esquelética espectral bastante horrible. Realmente, lo que sucede, es que éste revístese con el traje que corresponde a su oficio. En la vida práctica, el policía viste su uniforme, el médico su bata blanca, el juez su toga, el sacerdote su hábito religioso, etc. Las vestiduras funerales y la esquelética figura de los Ángeles de la Muerte, horrorizan a aquellos que todavía no han despertado la Conciencia. Los símbolos funerales de los ángeles de la muerte son: la hoz que siega vidas, la calavera de la muerte, el búho, la lechuza, etc. Fuera de su trabajo, la apariencia de los Ángeles de la Muerte es la de hermosos niños, sublimes doncellas, venerables maestros, etc., etc.

 

Simbología de los sueños: Búho.

 

BÚHO. -Personaje destacado para el soñador. Es la auto-observación. Sabiduría. Indica que se debe estar más alerta, más despierto, ve en la noche.

• Grito del Búho.-Desgracia.

• Matarlo.- Muy grave, muerte física.

 

El simbolismo del Búho en la Biblia.

 

Levítico 18:21 "No sacrificarás un hijo tuyo a Moloc por el fuego, profanando el nombre de tu Dios: Yo soy el SEÑOR."

 

Moloc, (también conocido como Moloch, Moloc, Melech) la mayor parte del tiempo representado por un búho, era una deidad antigua del Cercano Oriente adorado por varias culturas. Los cananeos, cartagineses, fenicios e israelitas estaban especialmente dedicados a hacer sacrificios humanos, incluso los recién nacidos eran lanzados vivos a las llamas, todo dependía de la bendición deseada.

 

La representación más común de Moloch en las sociedades secretas de los tiempos modernos es el búho, que representa la sabiduría esotérica.

 

La adoración al dios pagano Moloc, era una forma de adorar a Satanás en la antigüedad y ésta, continuó en los siglos siguientes de generación en generación existiendo innumerables evidencias al respecto.

 

El Club Bohemia (o “Bohemian Grove”) fue fundado en 1872, y cuenta con cerca de 2000 miembros, exclusivamente masculinos. Es una organización de tipo “esotérico” u “oculto”, donde se reencuentran altos dirigentes de la economía, de las finanzas y de la política.

 

Ellos discuten allí asuntos del mundo y se habla sobre estrategias políticas o económicas.

 

Pero sobre todo, participan en ceremonias paganas de inspiración druídica, particularmente con una hoguera nocturna delante de una inmensa estatua de búho, que es de hecho, una representación de Moloch, una divinidad Babilónica, y de Lilith, una divinidad Sumeria. El búho es también el logotipo del Bohemian Club.

 

Dice el Maestro Samael en su libro “Los Cuerpos Solares” que Moloch, es un Hanasmussen.

 

Ante todo Dos veces Nacido se abren dos caminos, el de la derecha y el de la siniestra.

 

El camino de la derecha es para los que trabajan en la Disolución del YO; la senda siniestra es para los que cometen el error de NO trabajar en la Disolución del yo.

 

El Dos veces Nacido que no reduce su ego lunar a polvareda cósmica, se convierte en un aborto de la Madre, en un Marut y de estos hay miles de clases. Ciertas sectas orientales y algunas tribus Musulmanas cometen el lamentable error de rendir culto a todas esas familias de Maruts.

 

Un Hanasmussen (pronúnciese la H como J), tiene de hecho dos personalidades, la blanca y la negra, la solar y la lunar, el Íntimo, el Ser vestido con los cuerpos electrónicos solares es la personalidad solar blanca del Hanasmussen, el YO pluralizado vestido con los cuerpos protoplasmáticos lunares es la personalidad negra lunar del Hanasmussen. Estos Maruts tienen pues doble centro de gravedad.

 

Existen cuatro clases y Moloch pertenece a la Cuarta: “esta clase de Hanasmussen, está formada por aquellos que alcanzaron los estados de Ángeles, Arcángeles, Principados, Potestades, Virtudes, Tronos, Querubines, Serafines, etc., y mucho más, si no eliminan lo que de Hanasmussen tienen, ese hálito fatal formado por la magia negra o por la hechicería, tendrán que involucionar también entre las entrañas de la tierra hasta la muerte segunda, he ahí los Ángeles, Arcángeles, Principados, etc., de que nos habla el Dante en la Divina Comedia. Ejemplos concretos de esta última clase de Hanasmussen, los tenemos en los siguientes personajes, Andramelek, Moloch, Nahemah, Lilith etc., tales criaturas llegaron a estados angélicos superiores, Moloch por ejemplo fue un Trono y ahora es un habitante de los mundos infiernos, es un Hanasmussen en el sentido más completo de la palabra, pertenece a la cuarta clase de Hanasmussen.”

 

Salmos 106:38 "y derramaron sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas, a quienes sacrificaron a los ídolos de Canaán, y la tierra fue contaminada con sangre."

 

Lilith/Astarte, diosa de la antigua Mesopotamia, está resguardada por búhos que la protegen. El demonio femenino Lilith está relacionado con los búhos, describir el grito de este demonio/vampiro de la antigüedad sólo es comparable con el canto del búho; así el búho pasó a ser  una de las  formas que adoptaba Lilith.

 

Isaías 14:23 “Convertiré a Babilonia en un lugar desolado, tierra de búhos, lleno de pantanos y de ciénagas; barreré la tierra con la escoba de la destrucción. ¡Yo, el Señor de los Ejércitos Celestiales, he hablado!”

 

El maestro Samael habla de Lilit en varios de sus libros; en el “Matrimonio Perfecto” dice:

 

El amor y el contra amor se combaten mutuamente. Anael es el Angel del Amor. Lilit es su doble tenebroso. Lilit representa al contra amor. En los antiguos tiempos, el gran teurgo Jámblico invocó a estos dos genios, y entonces de un río salieron dos niños: el amor y el contra amor, Eros y Anteros, Anael y Lilit.

 

Lilit no puede resistir la mirada del Angel del Amor, pero es la sombra de ese Angel. Lilit tiene la presencia de un niño terriblemente maligno. Los cabellos de Lilit desordenados y desteñidos, su rostro de malignidad, y su túnica con colores negro y azul nos hablan con entera claridad de un mundo de crueldad y amargura.

 

Las tradiciones de los grandes kabalistas dicen que Adam tenía dos esposas: Lilit y Nahemah. Lilit es la madre de los abortos, pedrerismos, degeneración sexual, homosexualismos, infanticidios, etc., etc.

 

La sombra de la Luna Blanca es Lilit. El origen de la fornicación está en Lilit. El origen de la individualidad separada está en Lilit. El origen del yo es la Luna Negra. La Luna Negra es Lilit.

 

En la esfera infrasexual de Lilit viven aquellos que odian el sexo. Monjes, anacoretas, predicadores de sectas tipo pseudo-esotérico, pseudo-yoguines que aborrecen el sexo, monjas, etc., etc. Todas estas gentes infrasexuales, por el hecho mismo de ser infrasexuales, suelen ser afines con gentes de sexo intermedio. Así no es difícil hallar el homosexualismo metido en muchos conventos, religiones, sectas y escuelas de tipo pseudo-esotérico. Los infrasexuales se consideran a sí mismos como gente de tipo inmensamente superior a las personas de sexo normal. Ellos miran con desprecio a las personas de sexo normal considerándolas inferiores. Todos los tabús y restricciones, todos los prejuicios que actualmente condicionan la vida de las personas de sexo normal, fueron firmemente establecidos por los infrasexuales.

 

La esfera de Lilit es la esfera de la gran herejía. Estas gentes ya no tienen posibilidad de redención porque odian al Espíritu Santo. “Toda clase de pecados serán perdonados menos el pecado contra el Espíritu Santo”.

 

La esfera de Lilit se distingue por su crueldad. La psicología de esta esfera tiene variados aspectos: monjes y monjas que odian el sexo. Homosexualismo en los conventos. Homosexualismos fuera de toda vida monacal. Abortos provocados. Gentes que aman la masturbación. Gentes criminales del lupanar. Gentes que gozan torturando a otros. En esta esfera hallamos los crímenes más horribles que registran las crónicas de policía. Horribles casos de sangre, crímenes de origen homosexual. Espantoso sadismo. Homosexualismo en las cárceles. Homosexualismo entre mujeres. Espantosos criminales mentales. Aquellos que gozan haciendo sufrir al ser que aman. Infanticidios horribles. Parricidios, matricidios, etc., etc. Gentes pseudo-ocultistas que prefieren sufrir de poluciones nocturnas antes que casarse. Gentes que odian mortalmente el Arcano A.Z.F., y el Matrimonio Perfecto. Gentes que creen llegar a Dios odiando el sexo. Gentes anacoretas que aborrecen el sexo, y que lo consideran como vulgar y grosero. 

 

El Búho de Minerva

 

En la mitología romana, Minerva es la diosa de la sabiduría, las artes, las técnicas de la guerra, además de la protectora de Roma y la patrona de los artesanos. Se corresponde con Atenea en la mitología griega.

 

La Diosa Minerva o Palas Atenea, tiene entre sus aves favoritas al Búho como símbolo de la Sabiduría y también de la "Vigilancia" del Cielo sobre la Tierra.

 

Para los griegos, Palas Atenea era llamada "la de los ojos de búho",  porque son los que velan cuando todos duermen.

El búho es sagrado para la diosa griega, incluso está retratado en algunas monedas greco-romana como un símbolo de estatus, de inteligencia y, por supuesto, de riqueza.

 

El Búho en el Popol - Vuh.

 

El Popol-Vuh o Libro del consejo de los indios Quichés, es el libro sagrado de los Mayas. Originalmente, el Popol-Vuh, que puede traducirse Popol, comunidad, consejo, y Vuh, libro, Libro del Consejo o Libro de la Comunidad, fue pintura, memoria, palabra, y en esta forma de tradición oral se conservó hasta mediados del siglo XVI, época en que vuelve a ser escrito, por un indígena, antiguo sacerdote quizá, en lengua quiché, con caracteres latinos.

 

Está dividido en tres partes: la primera parte, habla de la creación; la segunda, de la lucha entre el bien y el mal y la tercera, acerca del origen de los pueblos indígenas de Guatemala. También se describen los reyes que gobernaban la región, las migraciones y la destrucción de los pequeños pueblos que no aceptaron someterse al dominio Quiché.

 

En el capítulo II, habla de los cuatro mensajeros búhos: Chabi-Tucur (Flecha Búho); Hurakán-Tucur (Maestro Gigante Búho); Cakix-Tucur (Guacamayo-Búho o Búho de Fuego, puesto que el guacamayo es el ave del fuego solar) y Holom-Tucur (Cabeza-Búho).

 

El relato dice  así: En seguida partieron los mensajeros de Supremo Muerto, Principal Muerto…

 

He aquí a los mensajeros Búhos: Flecha-Búho, Maestro Gigante Búho, Guacamayo-Búho, Cabeza-Búho; así se llamaban los mensajeros de Xibalbá. Flecha-Búho era rápido como una flecha. De Maestro Gigante Búho la naturaleza era de gigante. De Guacamayo-Búho, la naturaleza era tener un dorso de fuego. Cabeza Búho no tenía más que una cabeza, no tenía piernas pero sí alas.

 

Esos cuatro mensajeros tenían el oficio de Consejeros de los Varones. Partidos de Xibalbá, llegaron en seguida y se posaron en el juego de pelota. Supremo Maestro Mago, Principal Maestro Mago, peloteaban allí, en el juego de pelota llamado Juego de Pelota Ornado con Gran Frontón.

 

Los Búhos se posaron en el juego de pelota, y formaron su discurso exactamente en el orden del discurso de todos los jefes llamados Supremo Muerto, Principal Muerto. Hacedor de Abscesos, Hacedor de Ictericia, Varilla de Huesos, Varilla de Cráneos, Extiende Tullidos. Reúne Sangre, Hacedor de Traición, Hacedor de Infortunio, Gavilán de Sangre, Opresión, que habían formado el discurso para los Búhos…

 

El Búho, es el ave de la noche, de la muerte. Los cuatro Búhos de Xibalbá son Ahpop-Achi “Consejeros de los Varones”, y son los mensajeros de los dos grandes Jefes de los Muertos, enviados de la suprema pareja divina de Mictlan en los sacrificios humanos. Se les verá también hacer de sacrificadores, y después, de encargados por los dioses celestes de castigar ciertas faltas.

 

Tanto para los Mayas como para los Aztecas, el búho indica muerte.

 

El Maestro Samael en sus libros “Magia Crística Azteca” y “Misterios Mayas” nos dice: La deidad nawa de la muerte (el Dios Murciélago) bajaba ataviada con la librea del dios del aire, o en forma de búho, a las pruebas fúnebres del Arcano 13. Trece escalones tenían las escalinatas de entrada a los templos de misterios nawas y Weweteotl, el Dios Viejo, tiene 13 mechones en su cabellera.

 

Leyenda Maya: El Búho, sabio consejero.

 

Un buen día, las aves de la tierra del Mayab prepararon un suntuoso banquete en honor de su rey,  el pavo real. Todos los pájaros fueron invitados a la fiesta, y se nombró una comisión especial para escoltar a Tunkuluchú, el búho.

 

El búho detestaba esos convites; sin embargo, los miembros de la comisión, temiendo la cólera del rey, lo convencieron de que, como gran consejero de la corte, estaba obligado a presidir el banquete.

 

El Rey había reservado un lugar a su lado para el gran consejero, y tan pronto éste llegó, comenzó la alegre velada: los meseros pasaban las viandas en frescas y verdes hojas, y ante cada uno de los sedientos comensales, colocaban pétalos de flores, simulando pequeñas ánforas repletas de rocío. Poco tiempo después, todos los asistentes, con la excepción del búho, se divertían a sus anchas.

 

El búho, no pudiendo soportar el griterío y el comportamiento de los demás, trató de escabullirse, y fue visto por el Rey, quien lo hizo retomar. Éste obedeció la orden real, pero (posándose en una elevada rama) le volvió la espalda a los escandalosos y alegres convidados.

 

El pavo real, creyendo que el desaire iba dirigido a él, resolvió hacer uso de su autoridad para obligar al búho a tomar parte activa en la festividad e, inmediatamente, le ordenó que bailara con los otros y uniera su voz al discordante coro de los allí reunidos.

El búho se sintió humillado con las crueles burlas que le hicieron las otras aves después de la celebración. Y ni la necesidad natural de alimentarse ni las súplicas de sus amigos, le hicieron salir de su guarida.

 

Movido por el deseo de exponer a su Rey al ridículo, tal y como éste había hecho con él, el sabio consejero consultó el libro sagrado de los Mayas, donde encontró la manera en que el pavo real había engañado al candoroso Puhuy.

 

Fue así que el búho invitó a los pájaros de la floresta del Mayab para una gran asamblea y, al dirigirse a los presentes, se percató que no podía leer una sola palabra. Entonces, lanzando un grito de desesperación, dejó caer el pergamino al suelo.

 

Los días permanecidos en el interior de su morada hicieron que sus ojos se acostumbraban a la oscuridad. Ahora la luz brillante de la mañana lo cegaba. Desde esa ocasión, pocas veces se le ve durante el día. Su anhelo de venganza contra el Rey fue castigado por los dioses.

 

El Búho en los cuentos infantiles

 

En los cuentos infantiles, las lechuzas y los búhos, son el símbolo de sabiduría oculta.

 

Al igual que el cuervo, los búhos y lechuzas traen señales de cambio; la muerte de los protagonistas de los cuentos de hadas son el símbolo del paso de un estado de conocimiento a otro más alto. La aparición del búho o la lechuza implican que se debe avanzar a un nuevo estado de conocimiento.

 

En la obra “La espada en la piedra” de Walt Disney (1963) basada en el cuento homónimo de T. H. White, se cuentan las aventuras del Rey Arturo antes de ser coronado monarca, y su relación con el mago Merlín. Es el decimoctavo largometraje animado en la serie de Disney, y la última animación estrenada en la vida de Walt Disney.

 

Arturo o Grillo es el protagonista de la película. A Arturo le apodan con el nombre de “Grillo” porque es muy pequeño. Trabaja en la cocina en el castillo de Sir Héctor, su tutor. Grillo es un pequeño muchacho delgaducho y enclenque que está aprendiendo para convertirse en escudero.

 

Cuando conoce al mago Merlín, él le dice que puede llegar a ser alguien importante, así que se convierte en su tutor y le enseña las fantásticas cosas de la vida.

 

Merlín es un viejo y sabio mago que vive en una cabaña del bosque junto con su búho Arquímides.

 

Mientras está con Merlín, Grillo se mete en varios problemas: cuando Merlín le convierte en pez para enseñarle los misterios del mar, casi le come un enorme pez monstruoso; cuando Merlín le convierte en ardilla para demostrarle como viven esas criaturas, una ardilla se enamora de él y no le deja en paz, y cuando se cae de un árbol casi le come un lobo; cuando Merlín le convierte en gorrión para que sepa cómo es volar, casi le atrapa un halcón, e intentando huir de él, cae por la chimenea a la casa de la bruja Madam Mim, que quiere destruirle.  Por suerte, Merlín y su búho Arquímides consiguen rescatarle de esos líos.

 

Arquímides, es el búho parlante de Merlín. Es muy testarudo, y a menudo no está de acuerdo con lo que dice Merlín, aunque ambos se tienen mucho cariño.

 

Cuando Merlín intuye que Grillo va a llegar lejos, Arquímides no está muy seguro, aunque poco a poco empieza a tenerle cariño al muchacho, e incluso le salva del Pez Monstruoso.

 

 En un torneo de caballería en el día de Navidad, Grillo se olvida en una posada la espada de Kay, el hijo de Sir Héctor. Cuando va a recuperarla, ve que la posada está cerrada.

 

El búho Arquimides ve una espada clavada en un yunque sobre una piedra en el patio de la iglesia. Grillo coge esa espada y va corriendo a entregársela a Kay. Kay ve que esa espada no es la suya, y entonces Sir Héctor se percata que esa espada es la que estaba en la iglesia.

 

Todo el mundo sabía que quien sacara la espada de la piedra se convertiría en el rey de Inglaterra. Y entonces, Arturo, con la ayuda de Merlín, se convirtió en el rey más justo que hubo en Inglaterra.

 

Arquímedes, el búho sabio y cascarrabias del mago Merlín equilibra y muestra cordura ante las esperanzas a futuro de un Merlín moralizante sobre el niño Arturo que no tiene más aspiraciones en la vida que ser escudero. El búho es la inteligencia sensata que busca encontrar un equilibrio ante un futuro con muchos posibles caminos a elegir.

 

Otros Búhos

 

El búho es el símbolo de Los Illuminati, que fue una sociedad secreta fundada el 1 de mayo de 1776 en Ingolstadt, Baviera. El objetivo que tenían era derrocar a los gobiernos y reinos del mundo y acabar con todas las religiones y creencias para unificar la humanidad bajo un “Nuevo Orden Mundial”, basado en un sistema internacionalista, con una moneda única y una religión universal, donde según sus creencias, cada persona lograría la perfección.

 

En el edificio del pentágono en Washington, encontramos un llamativo búho en el centro del recinto, ubicado en la cima de una pequeña caseta situada dentro del pentágono.

 

El búho, también aparece dentro del billete de dólar actual.

VOLVER